Con la llegada del verano, llegan las altas temperaturas, y con ellas la aparición de avispas. El sol y el calor juegan un papel fundamental y determinante en la proliferación de avispas. Como todos los años, en estas fechas donde el calor aprieta y suben las temperaturas,