Área de Clientes   info@plaguefit.es    674358654 - 629735187
Certificados

Los riesgos de la procesionaria del pino.

 

Los riesgos de la procesionaria para los seres humanos.

La procesionaria del pino, Thaumetopoea pityocampa Schif, es un lepidóptero o mariposa de la familia Thaumetopoeidae conocida sobre todo por sus orugas urticantes, que al final del invierno y al comenzar la primavera abandonan sus característicos bolsones, formando una procesión una detrás de otras, para enterrarse en la tierra, pupar y completar su metamorfosis. De ahí su nombre de procesionaria.

Además de los daños que provocan en nuestros bosques y masas de pinos, presentan una particularidad que supone un riesgo para la salud de las personas y de los animales: PRESENTAN PELOS URTICANTES.

Las larvas u orugas de la procesionaria, a partir del tercer estadio de desarrollo, disponen en el dorso de unos pliegues o sacos donde se enconden, agrupados, una gran cantidad de diminutos pelos urticantes de color naranja. Las orugas, además de su actividad tóxica, contienen alérgenos

En los pelos urticantes hay una sustancia que es histaminoliberadora, por lo que todas las personas que entran en contacto con esta oruga tienen este tipo de reacciones. Además y aunque en menor medida, se han descrito casos clínicos de pacientes que desarrollaron una verdadera alergia a estos similar a la alergia al pólen o alimentos.

LOS PELOS PROVOCAN URTICARIAS

Las urticarias son causadas por los pelos de las orugas y es importante  tener en cuenta que no es necesario tocar una oruga para que se produzca una reacción alérgica. Los pelos urticantes pueden estar simplemente en el ambiente por haberse desprendido del cuerpo de las orugas. Como medio de defensa las orugas lanzan estos pelos contra sus depredadores, por lo que pueden quedar suspendidos en el aire.

La urticaria provocada por la procesionaria son ronchas rojizas y a veces pruriginosas en la piel, y es provocada por una reacción alérgica. Las reacciones alérgicas provocan en el cuerpo la liberación de sustancias químicas que hacen que la piel se inflame y se formen las ronchas. La urticaria suele desaparecer espontáneamente, pero si el caso es serio, es posible que se requieran medicinas o una inyección. En raras ocasiones, las reacciones alérgicas pueden causar una inflamación peligrosa en las vías respiratorias y dificultar la respiración, lo que constituye una emergencia médica.

Hay que prestar atención a las zonas urbanas, residenciales, sobre todo, a las que puedan acceder los niños como colegios y parques, con pinos o cedros, ya que los problemas producidos por pelos urticantes pueden ser importantes, teniendo especial atención y cuidado si se producen daños en los ojos (conjuntivitis).

Si un niño llega a ingerír una oruga, la reacción alérgica que puede sufrir puede llegar a provocar su muerte por inflamación de lengua y la garganta que le impedirían respirar.

Los efectos de la procesionaria también afectan a nuestras mascotas.

En el caso de mascotas, los perros son los que más pueden verse afectados por esta plaga cuando está presente en parques o jardines. Los perros, son curiosos por naturaleza y suelen acercarse a oler e incluso comer alguna oruga. En el caso de los gatos, estos suelen ser más selectivos con lo que ingieren, por lo que, aunque los daños serían similares a los provocados en los perros, es más improbable que esto ocurra.

Cuando el animal entra en contacto con las orugas, empieza a sentir picor, urticaria y sensación de quemazón, lo cual, se notará en un comportamiento nervioso y el perro empezará a babear, salivar abundantemente, jadear y rascarse la zona afectada. El animal puede presentar inflamación en la cara, los párpados, los labios y las mucosas.

En reacciones más intensas, se puede presentar dificultad para respirar por hinchazón de la lengua y la garganta, indigestión e incluso fiebre. Los ojos también pueden verse afectados y aparecer hinchazón e incluso úlceras en la córnea.

Como síntomas más tardíos, sobretodo en animales que han llegado a ingerir algún pelo, también se pueden presentar vómitos, daños en la piel, ampollas y manchas rojizas o moradas en la lengua así como convulsiones y hemorragias. Llegado a este punto, se pueden producir necrosis en la lengua y la laringe y puede ser necesario amputar parte de la lengua para salvar la vida del animal.

Finalmente se puede llegar a un shock anafiláctico y la muerte del animal.

Cuando una persona o un animal entra en contacto con orugas de procesionaria, como primeros auxilios se puede efectuar un buen lavado de la zona afectada, con la precaución de no frotar para evitar la rotura de los pelos clavados en la piel y la liberación de más toxina, agravando así la reacción alérgica.

En lugares habitados o frecuentados por personas, el umbral de tolerancia es 0, con lo cual, la presencia de una simple oruga, justifica el tratamiento.

Tiene problemas con las orugas de  procesionaria, PLAGUEFIT puede ayudarle, PLAGUEFIT puede asesorarle, contacte con nosotros.

PLAGUEFIT CONTROL DE PLAGAS.

 

Etiquetas
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.