Área de Clientes   info@plaguefit.es    674358654 - 629735187
Certificados

Enfermedades transmitidas por plagas

Enfermedades transmitidas por plagas

Si pensamos en cucarachas, ratones, moscas y hormigas, muchas veces sentimos fastidio, porque resultan molestos, desagradables y causan incomodidades. Sin embargo, esto no es nada comparado con el hecho de que son vectores de microorganismos infecciosos capaces de transmitir peligrosas enfermedades al hombre e incluso a algunos animales. En consecuencia, las empresas de control de plagas representan una solución a dicho problema en las ciudades.

Los elementos patógenos pueden penetrar en el cuerpo humano a través de diferentes vías, entre ellas la oral, cuando se consumen alimentos contaminados, siendo la cucaracha la plaga más peligrosa, porque sus bacterias responsables de trastornos gástricos sobreviven a nuestros ácidos estomacales. El segundo medio es la inhalación, ya que muchos virus presentes en el aire, como los de la gripe, influenza y difteria se incuban en seres vivos perjudiciales para el hombre.

Las heridas de la piel pueden ser la fuente de acceso de microorganismos responsables de diferentes enfermedades porque penetran directamente al torrente circulatorio, y un gran número de estos vectores se atribuye a los insectos. También, al restregarnos los ojos con las manos sucias es posible infectarnos con virus y bacterias peligrosos. Por último, tenemos que el medio parasitario y la contaminación respectiva con especies hematófagas (mosquitos, pulgas y otros) ocurren por medio de sus sistemas bucales.

Algunos microorganismos patógenos interrelacionados con plagas

  • Escherichia coli: su hábitat natural son los excrementos (animales y humanos), y llega hasta el agua y los alimentos a través de las patas e incluso del contenido estomacal de la mayoría de los insectos, en especial de las cucarachas. Su presencia se manifiesta a través de cuadros de diarrea aguda, fiebre (en algunos casos) y malestar general. Si no es combatida eficazmente puede incluso provocar la muerte.
  • Staphylococcus: bacteria que se encuentra en el aire y además en los materiales orgánicos en descomposición, incluyendo los alimentos. Causa una infección generalizada de la sangre llamada septicemia y bajo condiciones particulares el trastorno puede provocar daños oculares y necrosis de ciertos tejidos. El vector, comúnmente, son las plagas rastreras que transportan este peligroso patógeno a las áreas donde puede entrar en contacto con el hombre.
  • Hantavirus: son entes microbianos integrados por docenas de patógenos virales presentes en roedores contaminados. El transporte hacia otras especies animales se realiza por medio de partículas en suspensión y la orina. La vía de ingreso es aérea y provoca una acumulación de líquido en los pulmones, y así la persona sufre desde deficiencias respiratorias hasta fallos cardíacos. Las epidemias de hantavirus producen hasta un 50% de casos fatales.

Tripanosoma cruzi: es el parásito causante del Mal de Chagas que habita en las heces de las chinches contaminadas, y de allí pasa por medio de la picadura al sistema circulatorio del contagiado, donde provoca una serie de síntomas primarios. Se trata de un trastorno crónico susceptible de ser controlado cuando el tratamiento es aplicado a tiempo. Sin cuidados médicos, el cuadro puede complicarse y conducir a condiciones agudas y en ocasiones fatales.

Etiquetas
Opiniones
No existen opiniones para este elemento.
Diseño y Desarrollo web Im3diA comunicación

Una cookie o galleta informática es un pequeño archivo de información que se guarda en su navegador cada vez que visita nuestra página web. La utilidad de las cookies es guardar el historial de su actividad en nuestra página web, de manera que, cuando la visite nuevamente, ésta pueda identificarle y configurar el contenido de la misma en base a sus hábitos de navegación, identidad y preferencias. Las cookies pueden ser aceptadas, rechazadas, bloqueadas y borradas, según desee. Ello podrá hacerlo mediante las opciones disponibles en la presente ventana o a través de la configuración de su navegador, según el caso. En caso de que rechace las cookies no podremos asegurarle el correcto funcionamiento de las distintas funcionalidades de nuestra página web. Más información en el apartado “POLÍTICA DE COOKIES” de nuestra página web.